lunes, marzo 16, 2009

Reconociendo la manía

Me parece importante compartir con ustedes algo que me llegó por correo (*)

Pregunta: Yo fui diagnosticado como bipolar hace un año, pero todavía tengo problemas para identificar cuándo estoy maníaco. Estoy tomando medicamento y la mayoría de mis días son bastante tranquilos. Sin embargo, algunos días me siento fenomenal, en la cumbre del planeta. ¿Estaré maníaco en esos días o simplemente me siento bien? ¿Qué sentimientos caracterizan a los episodios de manía? ¿Cómo los identifico?

Respuesta: Mi primera reacción es sobre la intensidad de sus episodios. Usted dice que se siente en la cumbre del planeta ("top of the world"). No entiendo bien qué significa. Es importante ser capaz de describir sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Un episodio maníaco (o ¿maniático?) puede incluir pensamientos e ideas que llegan rápidamente a la mente, su forma de hablar también puede acelerarse. Puede que pase varias noches sin poder dormir y luego tenga fuertes depresiones en las cuales es difícil realizar tareas muy simples.

En un estado maníaco, además de la sensación exhaltada de bienestar, usted debería de tener pensamientos de grandiosidad y, frecuentemente, actuar según esos pensamientos. Podría gastar mucho dinero, estar extremadamente irritable, exhibir un comportamiento irracional, cometer acciones peligrosas, y alejar de usted a seres cercanos en casa, trabajo y otros ambientes sociales.

Si usted estuviera experimentando un episodio verdaderamente maníaco, no sólo se comportaría como que si estuviera en la cumbre del mundo, sino que tampoco tendría conciencia de los síntomas.

Su pregunta parece implicar que usted no tiene realmente un episodio maníaco. Dado que se siente bien y que está conciente de los síntomas, usted probablemente es hipo-maníaco. Estas personas se caracterizan por problemas para dormir, pensamientos acelerados, sentirse "escogido", irritabilidad, poca paciencia o intolerancia, pérdida de memoria de corto plazo, y limitada habilidad para concentrarse.

Como usted está bajo medicación, le sugiero que lleve un diagrama que registre sus variaciones de ánimo, incluyendo una breve descripción de sus comportamientos cuando está "arriba", normal, o deprimido. Podría compartir esa información con su psiquiatra para determinar el grado de sus síntomas maníacos. A lo mejor un ajuste en su medicamento puede aliviar los síntomas. Esa gráfica también la podría compartir con su psicoterapeuta, asumiendo que también lleva un tratamiento de ese tipo.

Por Dr. Manuel S. Silverman, PhD. VicePresidente de la Depression and Bipolar Support Alliance de Chicago (DBSA-GC).

(*) SPECTRUM, newsletter de la DBSA-GC, March-April 2009, Vol. 23, No. 2, p. 4 (Sección "Ask the Doctor"). Traducción libre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

permiteme diferir, mis manías no son así, cuando estoy mánica puedo escribir 4 cosas al mismo tiempo, tengo mas de un tema en la cabeza, además puedo ver tele o escuchar radio y todo sale bien, puedo coger por horas y nada me cansa, me siento bella y lo demuestro.
pasa el episodio y entonces hay que parir cada letra, me gano la vida escribiendo cosas, informes más que todo, y esos días son alucinantes nada que ver con las descripciones de los libros, hay que tener fuerza de voluntad para salir de la cama y si se me mancha la camisa es una tragedia.
adoro mi manía, pero no sé controlar mis depresiones. 4 intentos de suicidio. gracias

matrimoniobipolar dijo...

A mi mujer, lo que hemos hablado sobre su hipomanía, los síntomas que hemos detectado son:

- Hipersexualidad
- Compras compulsivas
- Necesidad de hacer manualidades, tejer, cortar, pegar, etc.
- Habla demasiado rápido
- Duerme menos horas, o se despierta constantemente o padece insomnio
- Canta (lo que normalmente no hace ni haría)
- Tiene "la mejor idea del mundo"
- Quiere salir todo el tiempo
- Comienza a realizar más labores que de costumbre, limipiar, acomodar, lavar
- Le da por ir a la papelería y comprar “cositas”, asi como cosas que no necesita sin preocuparse por el presupuesto.

Lo más importante es escribir y tener siempre presente esas acciones que son "irregulares".