martes, diciembre 28, 2010

Creatividad y Trastorno Bipolar: Caso de Jackson Pollock

Esta semana ví la película sobre la vida de Pollock, famoso artista estadounidense.

Estas fotos de dos obras suyas la tomé en New York, seguramente en el MOMA.



En la película se hace énfasis en su problema de alcoholismo y no tanto en el trastorno bipolar que, como sabemos, podría estar en la raíz de su problema con la bebida. Aunque al final sugieren que el accidente de tránsito fue una especie de suicidio.

Esta realidad, la de las adicciones relacionadas con el TBP, hace que muchas personas no puedan distinguir entre la enfermedad y la adicción producto de la misma. No entienden que la primera es CAUSA y la segunda es EFECTO. Y se termina culpando al individuo que se quita la vida por un "defecto" de carácter, pues se considera que la adicción es simplemente falta de voluntad o disciplina...

Dicen los ignorantes: "murió por alcohólico o por drogadicto" para negar la posibilidad de la enfermedad mental que es de origen biológico -herencia interactuando con el medio ambiente. Esto sucede especialmente en familias que, en lugar de ayudar a los parientes afectados por el gen bipolar, los marginan, criminalizan o ignoran.

En mis dos familias, materna y paterna, tengo casos de parientes cercanos -tíos, abuelos- con problemas de alcoholismo. Por suerte, ni mis padres ni yo lo padecemos, pero también debe tenerse claro que en sí mismo el alcoholismo es una enfermedad. No es simple carencia de voluntad.

Volviendo al caso de Pollock, como en el de artistas del pasado, para algunos no está claro que haya sido bipolar. Pero Albert Rothenberg (2001) afirma que sí fue diagnosticado como tal, en BIPOLAR ILLNESS, CREATIVITY, AND TREATMENT, Psychiatric Quarterly, Vol. 72, No. 2. Aquí también se menciona como bipolar a Edvard Munch, autor del Grito.


Sobre mi punto del alcohol y el TBP, Rothenberg lo explica de esta forma (p. 145):

"Intercurrent substance abuse, especially the abuse of alcohol, is not
uncommon with creative persons suffering from bipolar disorder. The
dual diagnosis of alcohol abuse, probable in the cases of the two artists
discussed here, requires separate treatment in its own right. Use of
substances is probably more common with creative people than in the
population as a whole, the complex reasons for which are discussed
elsewhere (35). One factor is that creative work itself arouses anxiety
and substances are used for anxiety relief. Self-medicating use of substances is also often present in persons suffering from bipolar disorder, whether creative or not, as a way of reducing the severity of cyclical disturbances."

1 comentario:

Morocha Basso dijo...

Hay una confusión con el termino creatividad.

Creatividad es la generación de nuevas ideas, conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales.

Creativo era Da Vinci con sus inventos.

El trantorno bipolar y la creatividad no crean frutos en el estado depresivo de la enfermedad. No hay motivación.

Personalmente, no definiria el trabajo de Munch, de Pollock o de Van Gogh como particularmente creativos, sino mas bien como expresivos.

A pesar de su estrecha relación, hay una diferencia enorme entre creatividad y expresividad.

Expresivo es aquel que tiene la capacidad especial para expresar con viveza, sentimientos o pensamientos.

Es posible que pacientes bipolares tiendan a ser en su mayoria personas expresivas, al estar siempre tan conectados con sus sentimientos. Esto no necesariamente tiene que convertirlos en personas creativas pero si daria una explicación al porque hay un gran número de artistas sobresalientes que presentan esta condición.